Día Internacional de la mujer rural

Este domingo, 15 de octubre, se celebra el Día Internacional de la Mujer Rural, una conmemoración que fue establecida por la Asamblea General de las Naciones Unidas en diciembre del año 2007, con el objetivo de reconocer la función y contribución decisivas de la mujer rural, incluida la mujer indígena, en la promoción del desarrollo agrícola y rural, la mejora de la seguridad alimentaria y la erradicación de la pobreza rural.

En este sentido, según datos de las Naciones Unidas las mujeres rurales representan casi la mitad de la fuerza de trabajo agrícola en todo el mundo. Ellas cultivan, procesan y preparan gran parte de nuestros alimentos. Son el pilar de las comunidades rurales, y en muchos hogares son las principales encargadas de la seguridad alimentaria, las oportunidades de educación y la atención de la salud. 

Sin embargo, los efectos del cambio climático y la degradación ambiental están obligando a muchas mujeres rurales a migrar, lo que hace que aumente la inestabilidad de sus familias y comunidades y supone un obstáculo para el desarrollo y el crecimiento.

Los desastres naturales, junto con las crisis recurrentes de evolución lenta, como las sequías, afectan a las mujeres rurales de forma desproporcionada, lo que se suma a las dificultades que ya tienen para acceder a los alimentos, la atención de la salud, la educación y la información.

Muchas mujeres rurales se trasladan en busca de tierras más productivas y en un intento por mejorar sus vidas y las de sus familias. Sin embargo, la migración puede aumentar su aislamiento y marginación. Otras mujeres quedan atrás cuando los varones de la familia se van a buscar oportunidades en otros lugares. Ambos grupos necesitan el apoyo de la comunidad internacional, como parte integrante de los debates sobre la migración y el desarrollo.

La introducción de simples cambios de política puede beneficiar a las mujeres rurales y ayudarlas a hacer frente a los efectos del cambio climático. Por ejemplo, la regulación de las remesas y la reducción de los costos de transacción pueden empoderar económicamente a las mujeres rurales para que puedan aumentar la resiliencia de sus familias y comunidades. La capacitación y el acceso a información sobre la tecnología y la agricultura resilientes al clima pueden cambiar esta situación en forma radical.

Debe ser objetivo de todos ayudar a las mujeres rurales a prosperar y acceder al apoyo y la información que necesitan, de manera que puedan desarrollar su potencial sin tener que abandonar sus comunidades.

Emprendedoras en VisualNACert

Las socias (y hermanas), Lucía y Mercedes Iborra, han crecido rodeadas de naranjos, en el seno de una familia con tradición agrícola. Así es como detectaron las necesidades de los agricultores en la gestión de sus cultivos. Juntas decidieron poner solución a estos problemas a través de la tecnología. Crearon la herramienta Visual, que hoy emplean más de 2.000 usuarios para controlar más de 2 millones de hectáreas de superficie cultivable en España, Francia, Portugal, Marruecos, Chile, Paraguay, Colombia, Ecuador, Perú, República Dominicana, Argentina y Australia.

VisualNACert se compone de un equipo multidisciplinar apasionado por la solución de problemas difíciles. Continuamente se analizan las tendencias del sector para poder desarrollar productos innovadores que aporten valor a nuestros clientes.

La plataforma Visual consiste en un mapa de geolocalización que muestra todos los cultivos con sus datos georreferenciados. Esta información ahorra dinero al usuario. El software compila los datos de recolección por años, de calidad por campos, de precocidades o de productividad. Después esta información se presenta al agricultor de forma muy sencilla, con códigos de colores para una mejor visibilidad. Incluso tiene la opción de añadir imágenes de los campos y tener así una evolución fotográfica de cada cultivo.

Ahora el agricultor puede consultar todos los datos de sus cultivos desde el móvil o la tablet. Esta conectividad de la información permite finalmente al usuario tomar decisiones más rápidas.

El reto de VisualNACert pasa ahora por seguir creciendo, tanto en países y usuarios como en equipo y soluciones. Todas las empresas, también las pymes si quieren, pueden internacionalizarse, el mercado es muy grande.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin