Diego Carvajalino, General Manager de Colinagro: “Visual nos permite digitalizar toda la información del trabajo de campo”

Colinagro inició su andadura allá por el año 1946 de la mano de un grupo de ingenieros agrónomos preocupados por el desarrollo y la competitividad del sector agrícola colombiano, decidieron unir esfuerzos para encontrar soluciones técnicas que permitieran el crecimiento sostenido de la producción de alimentos en un país donde hay más de siete millones y medio de hectáreas de terreno agrícola. 

Actualmente – nos cuenta Diego Carvajalino, General Manager de Colinagro – nosotros somos una empresa de venta de fertilizantes especiales que trabajamos para que al agricultor le vaya bien, que sean exitosos, para ello contamos con un equipo de casi 100 ingenieros agrónomos organizados por toda Colombia visitando agricultores.

Esa asistencia técnica que brindábamos, todo ese proceso que llevábamos con ellos quedaba muchas veces en simplemente palabras, en la informalidad de una visita. Entonces fue cuando conocimos Visual en el año 2017 a través de Lucía Iborra, una de sus fundadoras.

Digitalizar la información agraria

Vimos Visual como la oportunidad para que nuestros agrónomos llevarán ahí una hoja de vida de todos los cultivos que visitaban, para poder luego entregar esa información o darle acceso a esos datos al propio agricultor y que tuviera digitalizada la información, primero de la asistencia técnica y posteriormente que tuviera la posibilidad de digitalizar las labores que hacía en campo.

La diversidad de cultivos con los que trabajamos vendiendo abonos es muy amplia, abarcando prácticamente todos los de Colombia, desde el café a la palma, pasando por el cacao, aguacate, caña, banano, flores, frutales de ciclo largo y corto, pastos y forrajes, tubérculos, hortalizas, aromáticas, papa, arroz y maíz. 

Este fue el primer reto en la parametrización de Visual, cómo organizarlo para que pudiéramos luego entenderlo, ver los mapas y tener también la información nosotros en la empresa de los cultivos y los agricultores que estábamos yendo a visitar.

A día de hoy, nuestros agrónomos cumplen con la tarea de ir recopilando los datos y lo más relevante que nosotros hemos visto y que hemos utilizado en las visitas a los agricultores es que a ellos les enviamos el informe, el cuaderno de campo con todas las actividades registradas, les llama mucho la atención recibirlo en su teléfono, se dan cuenta de que nuestro trabajo ha sido constante y dedicado, siendo la asistencia técnica que le brindamos una asistencia de nivel profesional.

Adaptación a la tecnología

La realidad es que estamos viviendo un cambio generacional a todos los niveles en agricultura, marcado por la alta demanda y la necesidad de comida para el mundo a partir del año 2050, por lo que tendremos que ir aumentando la oferta de alimentos casi en un 70% respecto al período que vivimos, principalmente por el crecimiento de la población.

En este contexto, la agricultura va a seguir jugando un papel muy relevante. Con estas nuevas generaciones, que están tomando el relevo, la adaptación de la tecnología está siendo mucho más rápida, aunque también hay una evidente escasez de mano de obra, pero lo que antes nos requería salidas a los cultivos para inspeccionarlos, hoy herramientas como las imágenes satelitales o los drones nos brindan información que es de mucha ayuda para el desarrollo de nuestro trabajo.

El reto de futuro en Colombia es muy grande, aquí la agricultura sigue siendo de minifundio, muy dependiente del café, se trata de un mercado que se va modernizando en otros países y hace que el agricultor cafetero colombiano que exporta mucho café deje de ser competitivo, frente a las grandes extensiones que se están cultivando en zonas de Brasil o Vietnam. 

Para el café de calidad siempre va a haber un mercado, pero no es un mercado tan grande como la cantidad de agricultores y de café que se produce en Colombia, por lo que debe haber un ajuste evidente, donde el camino lo marcará el fomento de la agroindustria, que ya se está estableciendo y creciendo considerablemente, sobre todo en los cultivos de caña de azúcar, piña, mango, cítricos, aguacates y aceite de palma, donde hay una oportunidad muy grande para un país tropical como el nuestro, que tiene una gran cantidad de horas solares durante todo el año.

Aquí es donde Visual quiere seguir apostando, profundizando en la Inteligencia Artificial y el Big Data. También queremos desarrollar la tecnología Blockchain aplicada a la agricultura, todo un camino por delante en la digitalización del campo.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin